Vanessa Llopis Montava

¿Tu pareja te ha dejado y tienes la autoestima por los suelos? Autoestima

Tu pareja te ha dejado y estás pasando por la peor experiencia de tu vida, y la pregunta que más te repites a ti mism@ es, ¿Cómo voy a salir de este infierno?

Seguramente la sensación que tienes ahora mismo es la de ir en un vehículo a toda velocidad sin conductor y sin saber qué va a pasar, habiendo perdido totalmente el control de ti mism@ y de todas las cosas, es la sensación de una tremenda sacudida que te desequilibra por completo y que hace que pierdas el rumbo de tu vida creyendo que va a ser imposible volver a recuperarlo en algún momento.

Pero por muy duro que sea de vivir, sabes que no te queda otra opción que pasarlo y que tienes que ser fuerte para no hundirte por completo, y muy en el fondo sabes que no vas a estar así toda la vida y que la única forma de superar lo que ha ocurrido es aceptarlo, pero ahora mismo esta teoría es complicadísima de aplicar y te cuesta horrores sacar fuerzas para aceptarlo y empezar a salir de ahí.

Bueno, pues permítete experimentar mental y emocionalmente todo lo que estás viviendo, aunque sea la peor pesadilla, y a partir de ahí será más fácil coger el impulso que te mueva a salir de ese infierno.

¿Qué tal un poco de reflexión?

Si echas la vista atrás y mentalmente, desde tu propia honestidad, haces un recorrido de todo lo que tu pareja y tú habéis vivido en vuestra historia junt@s, ¿Dirías que tanto tú como él o ella habéis hecho todo lo que estaba en vuestras manos para sostener vuestra relación de una forma sana y en armonía manteniendo la llama encendida?

Ante la auténtica reflexión de la respuesta, puede haber un pequeño cambio en la percepción de la realidad de sufrimiento y dolor que estás viviendo ahora.

Si te sirve de algo para que entiendas un poco mejor lo que ha pasado, aunque puede parecer una fantasía, sostener una bonita relación de pareja en la que prevalezca el equilibrio y haya una continua ilusión es una tarea diaria que conlleva un gran trabajo consciente por parte de l@s dos, poniendo plena atención y energía en esa gran labor.

Para ello, los elementos clave son: la valoración propia y al otro, el respeto y consideración recíprocos, la responsabilidad siendo consecuente con las palabras y los actos de un@ mism@, la admiración mutua, la comunicación asertiva y respetuosa, valores y principios compartidos, la afectividad verbalizada y con gestos, la cercanía emocional, el disfrute juntos y algo muy importante, preservar el espacio individual.

Y yo diría que el elemento fundamental es encontrar y compartir objetivos y proyectos de interés mutuo que le den un sentido a la vida en común, para que sea posible continuar juntos por el mismo camino.

Si todo esto no está presente en la relación es difícil que de verdad funcione, pero de alguna manera se puede llegar a sobrellevar, por miedo al cambio, por confort, costumbre, apego, puede que, hasta incluso durante toda la vida sin dar espacio a aprender a hacerlo de una manera mejor en la pareja que ya existe o a la posibilidad de vivir otra experiencia más positiva de una relación de pareja.

¿Revisamos lo que estás viviendo?

En este proceso de afrontamiento de la ruptura que estás atravesando es normal que pienses y sientas que tu mundo se ha derrumbado y que no sepas por dónde empezar para reconstruirlo.

Estás en un bucle de creencias negativas sobre ti, relacionadas con tu cuerpo y tu imagen, tu forma de ser y comportarte, tus capacidades, tus cualidades, creencias con las que te estás retroalimentando y que te impiden encontrar la salida de ese bucle.

Y en ese mar de pensamientos negativos que te sabotean persistentemente y que te producen un estado emocional de baja vibración, te identificas con

Baja autoestima             

Llegas a creerte que no vales o que vales poco, y esta creencia favorece que tu autoestima caiga en picado y que una gran desvalorización propia se apodere de ti. No estás bien contigo mism@, empiezas a fijarte mucho en todas esas cualidades que no te gustan de ti y esto hace que aumente el nivel de rechazo hacia ti mism@.

Reconocimiento de la valoración propia en lo externo

Como tú no te valoras, empiezas a buscar afuera de ti el reconocimiento de tu valor propio tratando de encontrar personas que te digan lo que vales, lo guapo@, atractiv@, interesante y genial que eres, y para que identifiquen tus capacidades porque no eres capaz de verlas en ti al estar desbordad@ por el escaso valor que te das a ti mism@.    

Sientes vacío y te sientes perdid@

Aparece el sentimiento de un gran vacío, de estar en la nada sintiéndote perdid@. Necesitas llenar tu vida social con personas y actividades que faciliten olvidarte de lo que estás pasando, y esto te ayuda a distraer tu mente para no pensar en lo sucedido ni sentirte mal, pero eso no te aporta la solución a tu sufrimiento, tan solo te aporta un poco de alivio temporal en la herida tan profunda que tienes.

Pérdida de energía 

Hay algo que realmente te angustia y es que has perdido tu energía por completo, estás bloquead@ en un punto de agotamiento sin fuerzas para avanzar y seguir adelante y te sientes incapaz de lograr salir de la oscuridad en la que te encuentras.

Comparación con otr@

Tu foco de atención se dirige a alguna persona que pueda resultar de interés para tu expareja, con la que te comparas preguntándote qué tiene esa persona que no tengas tú, invadiéndote un gran sentimiento de inferioridad y llenándote de un montón de pensamientos saboteadores que te atormentan constantemente.

No das crédito a lo que está pasando, te parece increíble lo que ha ocurrido y haber llegado al punto de que te haya dejado, pero de manera extraña y casi sin ser consciente hay una parte de ti en lo más profundo que no llega a sorprenderse del todo porque haciendo una evaluación de vuestro modelo de relación, te das cuenta de que había alguna posibilidad de que tu pareja acabara dejando la relación si tú antes no te atrevías a dar el paso.

¿Te permites recibir algo que tal vez te pueda ayudar?

  • Aquí y ahora, con esta realidad de abandono por parte de tu pareja que estás viviendo y con tu valor propio por los suelos, tu autoconfianza debilitada y tu poder personal fuera de ti, ¿Qué puedes hacer para recuperar o aumentar tu autoestima y tu confianza en ti mism@ y empoderarte?

    Estos tres pilares son esenciales para el desarrollo integral de todo ser humano, pero hay vivencias que han tenido lugar en las distintas etapas vitales de la infancia, adolescencia y la vida adulta, que impiden adquirir o conservar esos pilares de autoestima, autoconfianza y empoderamiento, y ello influye tanto a la hora de gestionar una relación de pareja, como para afrontar una ruptura de pareja.

    Aunque estés tocando fondo confía en ti, en tu fuerza interior esencial y en tu habilidad innata para recuperarte y adaptarte a los cambios porque, aunque te cueste creerlo, tras esta nube gris que está cubriendo todo tu mundo ahora hay claridad y color para continuar con tu vida, y una oportunidad de algo nuevo para ti que ahora no eres capaz de imaginar.
    Trata de entender este suceso que la vida te trae a la fuerza y que no has elegido, como una oportunidad para crecer y hacerte más fuerte, y como una posibilidad de cambio para empezar a crear la mejor versión de ti mism@ y conectar con tu esencia.

  • En la vida, el equilibrio se consigue con un alto nivel de autoestima, por tanto, lo ideal para ti es concentrar toda tu energía y toda tu atención en ti mism@, en darte valor propio y en descubrir o potenciar tus capacidades, es decir aquello en lo que te sientes capaz, ya que ser conocedor o conocedora de tus capacidades y fortalezas te va a facilitar hacer una autovaloración más positiva de ti, a nivel profundo y no en aspectos superficiales, y por tanto favorecer tu confianza en ti mism@ y tu empoderamiento.

    Es momento de empezar a reconocer y valorar tu gran potencial innato que posiblemente no valoras y no utilizas, para conectar contigo y ser tú mism@, y para mejorar tu vida.

    Además, puedes aprovechar ese tiempo que ahora tienes de soledad para proyectar tu nueva vida, para discernir objetivos y metas, retomar o probar aficiones que te gusten, disfrutar con las relaciones interpersonales, en fin, todo aquello que tenías olvidado y que puedes recuperar para facilitar tu bienestar.

Puedes realizar este ejercicio de autoindagación para empezar a mejorar tu autoestima conectando con tus capacidades potenciales:

Elige una foto tuya (que sea en papel) y un objeto con el que te identifiques (una piedra, un o una muñequit@, una figura…), y además escribe en un papel dos listas.

Una con todas aquellas cosas que deseas eliminar de ti porque no te agradan y consideras que no te benefician. Por ejemplo: algo de tu físico o imagen (que sea realista), hábitos que tienes, aspectos de tu carácter, tu actitud en la gestión de tus emociones, darle demasiada importancia a ciertas cosas o reacciones desproporcionadas ante las situaciones, entre muchas otras posibles cuestiones que quieres que no estén en ti.

Otra con lo siguiente: Se consciente de que tu cuerpo es una obra perfecta que tú mism@ creaste. Reconoce que se desarrolló durante la gestación de una forma maravillosa, nació y creció con todas sus células y sistemas cumpliendo sus funciones, y por tanto has de honrar la grandeza que tu cuerpo tiene de por sí para habitar tu vida.

Haz por tanto otra lista agradeciendo esta virtud de tu cuerpo y el hecho de que te acompañe en esta experiencia de vida, y agradeciendo todas aquellas capacidades que consideras buenas y que, aunque te cueste reconocerlas, hay en ti porque te hacen únic@ y especial, porque están en ti para algo, para ser tú mism@ y para aportar a los demás y al mundo esas magníficas capacidades.

En la mañana al levantarte dedícate, durante unos breves minutos en un espacio de ti contigo calmado y en silencio, a mirar tu foto elegida, el objeto que te representa y las dos listas, una para eliminar lo “malo” y la otra para potenciar lo “bueno”.

En voz alta lee en primer lugar tu propósito de eliminar lo que no deseas que esté en ti, y en segundo lugar el agradecimiento y la valoración de ti mism@ y tus capacidades, siendo muy consciente de cada palabra y sintiendo que verdaderamente es así. Sentir un elevado nivel de certeza en lo que nombras sobre ti, va a facilitar que suceda lo que deseas.

Haz esta rutina cada día durante tres semanas, estableciendo el día de inicio y el día de finalización, para de esta forma comprometerte contigo en su cumplimiento y posibilitar de esta forma que mejoren tu autoestima y tu bienestar. Al final del período de tiempo puedes romper el papel con lo que quieres eliminar de ti y que ya no te sirve, para así, simbólicamente permitir su liberación.

Hasta aquí la parte del pensamiento y la emoción, y la parte aplicativa en tu mundo real tiene lugar porque, por un lado, tomas conciencia y decides no continuar con lo que no te beneficia o no te sirve ya, y por otro lado porque empiezas a creer más en ti y al conectar con tu potencial innato y dejar de poner el foco de atención en lo externo, te centras en tu valoración propia. Descubrir y dar reconocimiento a tus capacidades innatas, dones y talentos te aporta consistencia, que es estabilidad. Ser consistente te lleva a conseguir la energía que te impulsa a trascender tus miedos, a ser capaz de lograr y a conectar con la ilusión de continuar hacia adelante sin que nada ni nadie te afecte.

Espero que toda esta información te resulte útil y te ayude en estos momentos tan difíciles que estás pasando. Si estás viviendo una historia similar, te sientes indentificad@, y lo has intentado, pero no lo puedes resolver por ti mism@ y crees que te puede venir bien ayuda para trabajar tu autoestima, te acompaño en tu proceso para mejorar tu valoración propia y cerrar bien la etapa vivida con tu expareja para seguir avanzando y desde ahí encontrar el equilibrio y bienestar.

Puedes contactar conmigo y hablamos.

Gracias por estar.

Contacta conmigo por Whatsapp o Email vanessallopismontava@gmail.com