Ejercicio de Terapia Gestalt

1030957_L

 

Hazte un espacio para mejorar la relación contigo mismo con este ejercicio de Terapia Gestalt

Un ejercicio de Terapia Gestalt para conectarte con lo que te hacía bien…

ejercicio gestalt niño interior

La Terapia Gestalt me ayuda día a día a darme cuenta de lo importante que es no devaluar las cosas que nos ayudaron, aunque nos parezcan insignificantes o tontas. Como hablamos en otro artículo de este blog de psicología, las supuestas tonterías en la terapia suelen ser más importantes de lo que creemos.

A veces existen etapas en la vida en lo que nos ayuda una frase, un objeto, una imagen, alguna canción… Más abajo comparto un ejercicio de terapia Gestalt para animarte a recordar las cosas que hacían bien de niño o de adolescente.

Te propongo un ejercicio de Terapia Gestalt….

Se trata de reconocer y explorar qué cosas te ayudaron en la vida.

La invitación es a ser honestos y espontáneos en su realización para liberarnos un poco de lo supuestamente adulto o correcto.

 

Haz una lista de 7 cosas que te ayudaron en la vida (sin seguir un orden).

 

Por ejemplo:

  • Metallica
  • El libro “La locura lo cura” de Guillermo Borja
  • Pink Floyd
  • Ver partidos de la NBA
  • Mi bicicleta Sky
  • La saga Star Wars
  • La frase de Hölderlin “El hombre es un dios cuando sueña y un mendigo cuando reflexiona”.

Es muy sanador que nuestro adulto respete lo que ayudó a su niño o adolescente. Es un forma de respeto interno que optimiza la relación íntima con uno mismo/a. 


¿Para qué es importante realizar este ejercicio de terapia Gestalt?

Reconocer lo que nos ayuda es muy importante porque activa nuestra energía afectiva y nos conecta al milagro de estar vivos. Al fin y al cabo uno se apoya en lo que puede para seguir avanzando y para transitar lo fácil y lo difícil que la vida nos trae.  

 

¿Ya has hecho la lista? Te dejo una frase de Pablo Neruda para que te inspires…

 

“En mi casa he reunido juguetes pequeños y grandes, sin los cuales no podría vivir.  El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta” 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar

CONTACTO

PRIMERA SESIÓN GRATIS

PRIMERA CONSULTA ORIENTATIVA GRATUITA Con un psicólogo o terapeuta Gestalt en nuestro centro de Psicología de Barcelona u online. ¡CONTACTA!

NEWSLETTER GESTALT SALUT

Artículos Recientes