Cómo gestionar el miedo en 3 pasos

2597123_L

Tres claves para transformar el miedo

Pensamos en el miedo como un enemigo a evitar, como algo que no debería sucedernos, y empleamos mucho esfuerzo para evitar y controlar algo que es inevitable e incontrolable, como sucede con la ansiedad. En este post te contamos por qué el miedo es útil, y cómo hacer para transformarlo en un buen aliado.


¿Qué es el miedo?

Repasemos qué es el miedo: Es una emoción básica, es una información que me indica que me siento amenazado por alguien o por algo. Es una alerta, un avisador. Nos ayuda a relacionarnos con el ambiente desde la prudencia y valorando posibles riesgos. Sin miedo no podríamos sobrevivir.

Su función evolutiva es la conservación y la valoración de lo que consideramos importante: desde el miedo a recibir un daño en una discusión al temor de perder a nuestra pareja o trabajo.

¿Debo evitar el miedo?

Pensamos en el miedo como un enemigo a evitar, algo que debe evitarse, y empleamos mucho esfuerzo para evitar y controlar algo que es inevitable e incontrolable. Creamos infinidad de estrategias para sortearlo e incluso muchos se desconectan emocionalmente para no sentirlo. Nos peleamos con él.

No parece que tenga mucho sentido castrarse de una información útil. El miedo es útil. De hecho, lo que realmente debería preocuparnos no es el miedo si no los resultados del mismo.

  • “Tenía miedo de que dirían de mí y no fui a la fiesta”
  • “Por miedo al ridículo dejo de hacer cosas que me apetecen”

Este punto es crucial dejar de evitar y controlar la aparición del miedo y poner nuestro esfuerzo en transitar situaciones de miedo con los mejores resultados posibles:

  • “Me costó y fui a la fiesta, cuando empecé a aburrirme me fui”
  • “En mitad de la clase hice una pregunta que parecía tonta, lo pasé fatal haciéndola, al final no lo era”

Al transitar estas situaciones adquirimos herramientas para afrontar situaciones y reconocemos que mayormente los resultados no son tan terribles que podemos sostener nuestro miedo. La no evitación aumenta nuestra autoestima.

Las 3 claves para transformar el miedo

Al final de la semana puedes dedicar unos 15 minutos para preguntarte que tragedias o resultados negativos se cumplieron durante la misma.

Resumiendo:

  • Dejar de luchar contra el miedo. No temas al miedo, teme sus resultados.
  • Dejar de evitar situaciones temidas. Empieza con las fáciles.
  • Testea cuantas veces se confirmó tu fantasía catastrófica.

Al transitar el miedo, afrontamos nuestra vulnerabilidad y desde ella crecemos.

Si deseas profundizar, puedes continuar leyendo los siguientes artículos sobre el miedo en nuestro Blog:

  • ¿Cómo gestionas tus miedos e inseguridades?
  • ¿Qué es el miedo y cómo vencerlo?
  • Busca tu opuesto al miedo

“La más peligrosa de todas las debilidades es el temor de parecer débil.”

Jacques Benigne Bossuet


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar

CONTACTO

PRIMERA SESIÓN GRATIS

PRIMERA CONSULTA ORIENTATIVA GRATUITA Con un psicólogo o terapeuta Gestalt en nuestro centro de Psicología de Barcelona u online. ¡CONTACTA!

NEWSLETTER GESTALT SALUT

Artículos Recientes